Álvaro Arzú

Alvaro Arzú, ex presidente de Guatemala de 1996 a 2000 y actual Alcalde de la ciudad de Guatemlaa (Fotografía: Recuperada el 10 de diciembre de 2013 de [1]. Material publicado por elPeriódico, bajo la licencia Reconocimiento 2.0 Genérica).

Alvaro Enrique Arzú Irigoyen (Guatemala, 14 de marzo de 1946) es un empresario y político guatemalteco, Presidente de Guatemala de 1996 a 2000 y actual Alcalde de la ciudad de Guatemala -por cuarto período, tercero consecutivo-. Durante su gobierno se llevó a cabo la firma de la Paz en Guatemala. También ha ocupado otros puestos de importancia como funcionario público (Diccionario Histórico Biográfico, 2004).

Arzú Irigoyen es hijo de Enrique Arzú Cobos y de Carmen Irigoyen. Estudió en el Liceo Guatemala y en la Facultad de Derecho de la Universidad Rafael Landívar. En ésta fue dirigente estudiantil (Diccionario Histórico Biográfico, 2004).

Se inició en la política cuando tenía 15 años, en las filas del Movimiento de Liberación Nacional –MLN-. Fue uno de los miembros fundadores del Partido de Avanzada Nacional –PAN- y su principal líder. Primero estuvo casado con Silvia García Granados, con quien tuvo tres hijos. Posteriormente, contrajo matrimonio con Patricia Escobar Dalton. Con ella procreó dos hijos (Diccionario Histórico Biográfico, 2004).

Previo a ser presidente, desempeñó los siguientes cargos: Director del Instituto Guatemalteco de Turismo –INGUAT-; Alcalde de la ciudad de Guatemala -de 1986 a 1991- y Ministro de Relaciones Exteriores -1991 a 1992-, durante el gobierno de Jorge Serrano Elías. A este último cargo renunció cuando el presidente Serrano reconoció la independencia de Belice (Diccionario Histórico Biográfico, 2004).

Durante su gestión presidencial, el Papa Juan Pablo II visitó Guatemala por segunda vez, en febrero de 1996 y, el 29 de diciembre de ese mismo año, para poner fin al Conflicto Armado Interno, se firmó el Acuerdo de paz firme y duradera entre el Estado de Guatemala -y por tanto el Ejército de Guatemala– con la Unidad Revolucionaria Nacional de Guatemala –URNG- (Diccionario Histórico Biográfico, 2004).

Alcade de la ciudad de Guatemala

En 1982, Arzú ganó la elección a alcalde de la ciudad de Guatemala con el apoyo de la Democracia Cristiana Guatemalteca -DCG- y el Partido Nacional Renovador -PNR-, pero con el golpe de Estado perpetrado por el general José Efraín Ríos Montt en marzo de 1982 el resultado de los comicios quedó anulado. El gobierno militar le ofreció entonces el puesto de intendente municipal, que Arzú rechazó (Ortiz, 2013).

En 1985, con el retorno del orden constitucional a instancias del último dictador castrense, el general Óscar Humberto Mejía Víctores, Arzú y otros empresarios y profesionales liberales formaron el Comité Cívico Plan de Avanzada Nacional con el objetivo de ganar las elecciones municipales de noviembre en la capital del país. La candidatura de Arzú aventajó en 76 000 votos a la de su inmediato competidor, permitiéndole tomar posesión de la alcaldía con un mandato de cinco años en enero de 1986, al tiempo que el líder democristiano Marco Vinicio Cerezo Arévalo hacía lo propio en la presidencia de la república (Ortiz, 2013).

El Comité Cívico de Arzú se inscribió como partido político propiamente dicho el 11 de mayo de 1989. El Partido de Avanzada Nacional -PAN- procuró hacerse con un hueco en un panorama político ya dominado por los partidos conservadores, presentándose como una fuerza de derecha moderada y responsable, capaz de integrar en su discurso cuestiones candentes del momento como eran la defensa de los Derechos Humanos y la consolidación de las instituciones democráticas (Ortiz, 2013).

Desde el primer momento se identificó al PAN como una fuerza ligada a los intereses del empresariado, colectivo destinado a incrementar su poder e influencia en el país y agrupado en el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras -CACIF- (Ortiz, 2013).

Arzú, por tanto, estuvo en el puesto desde 1986 hasta 1989 -renunció un año antes de terminar oficialmente como debía en 1990 para participar en las elecciones presidenciales- y luego volvió a ganar la elección al cargo -ya después de ser presidente de Guatemala- en el año 2003, para el período 2004-2008. La historia se volvió a repetir en dos ocasiones consecutivas, con las elecciones de los años 2007 y 2011. Actualmente, el ex mandatario cumple su cuarto período al frente de la Municipalidad de Guatemala, que culminará en el año 2016 (Alcaldes en la historia, 2012).

Candidatura a la presidencia de Guatemala

Luego de darse de baja en la alcaldía, Arzú compitió en las elecciones presidenciales del 11 de noviembre de 1990 y quedó en cuarto lugar con el 17.3 por ciento de los votos. El vencedor de aquella elección fue Jorge Antonio Serrano Elías, del también derechista Movimiento de Acción Solidaria -MAS-, le integró en su Gobierno de unión nacional el 14 de enero de 1991 como ministro de Relaciones Exteriores, pero el 21 de septiembre del mismo año Arzú presentó la renuncia en protesta por la decisión del presidente de normalizar las relaciones con Belice (Ortiz, 2013).

El 13 de octubre siguiente, coincidiendo con el paso del partido a la oposición, Arzú fue elegido secretario general del PAN, función que dejó el 25 de junio de 1995 para preparar su próxima apuesta presidencial (Ortiz, 2013).

Presidente de la República de Guatemala

En las elecciones del 12 de noviembre de 1995. Arzú superó con el 36.5 por ciento de los votos a Alfonso Antonio Portillo Cabrera, del Frente Republicano Guatemalteco -FRG, partido fundado por el ex dictador Ríos Montt, a quien la ley impedía postularse a la presidencia-, y le batió definitivamente en la segunda vuelta del 7 de enero de 1996 con el 51.2 por ciento (Ortiz, 2013).

El 14 de enero tomó posesión de la primera magistratura de la nación con un mandato cuatrienal en sustitución de Ramiro de León Carpio, quien había sido aupado a la presidencia en 1993 a raíz del fallido autogolpe de Serrano. En cuanto al PAN, obtuvo una mayoría relativa en el Congreso de la República de Guatemala con el 34.3% de los votos y 43 de los 80 escaños -había obtenido 12 en las legislativas de 1990 y 24 en las de 1994-, alcanzando la condición de principal partido de país (Ortiz, 2013).

En la recta inicial de la presidencia de Arzú, quien como mandatario electo, antes de tomar posesión, ya había mantenido contactos con la comandancia guerrillera y había hecho de la conclusión del proceso de negociaciones un eje de su campaña electoral, se firmaron los históricos Acuerdos de Paz con la Unión Revolucionaria Nacional Guatemalteca -URNG-, la coordinadora de las tres organizaciones insurgentes, que pusieron fin a 36 años de conflicto armado, globalmente conocido como la guerra interna (Ortiz, 2013).

Deseoso de concluir de una vez las negociaciones conducidas por la Comisión de Paz -Copaz- y desarrolladas con lentitud exasperante desde el comienzo formal de las mismas merced al Acuerdo de Oslo de marzo de 1990, Arzú realizó un viaje secreto el 25 de febrero de 1996 a México para reunirse, en un hecho sin precedentes, con representantes de la guerrilla y conferir un impulso decisivo al proceso negociador, en el que la Organización de Naciones Unidas y varios países latinoamericano y europeos venían jugando un papel mediador (Ortiz, 2013).

El activismo de Arzú operó como un catalizador del proceso. El 20 de marzo de 1996 el Gobierno y la URNG proclamaron sendos altos el fuego y en los meses sucesivos fueron alcanzando los acuerdos sectoriales (Ortiz, 2013).

Diciembre de 1996 registró la recta final del proceso: fueron firmados el Acuerdo sobre el Definitivo Cese al Fuego en Oslo -Noruega- el día 4, el Acuerdo sobre Reformas Constitucionales y Régimen Electoral en Estocolmo -Suecia- el día 7, y el Acuerdo sobre las Bases para la Incorporación de la URNG a la Legalidad en Madrid -España- el 12 (Ortiz, 2013).

El día 18 el Congreso de la República aprobó la denominada Ley de Reconciliación Nacional, que establecía una amnistía limitada para los combatientes, y el 29 de diciembre las partes rubricaron en el Palacio Nacional de la ciudad de Guatemala y ante una nutrida representación internacional los acuerdos de Paz Firme y Duradera y sobre el Cronograma para la Implementación, Cumplimiento y Verificación de los Acuerdos de Paz (Ortiz, 2013).

El 3 de marzo de 1997, con la supervisión de la Misión de Naciones Unidas en Guatemala -MINUGUA-, se inició la desmovilización de la URNG y el Ejército, primer paso para el cumplimiento de los Acuerdos de Paz. Nueve días después, el gobierno creaba la Secretaría de Paz -SEPAZ- con la misión de coordinar a todos los organismos y entidades públicos involucrados en la aplicación de los compromisos contenidos en los Acuerdos de Paz (Ortiz, 2013).

Arzú mostró mesura y buen sentido políticos, muy necesarios en un país azotado durante muchos años por embates guerrilleros y terribles tropelías militares, que en las últimas dictaduras militares habían alcanzado dimensiones genocidas contra el campesinado mestizo e indígena, a la hora de educar a determinados sectores del Ejército en el apoliticismo, reinsertar a los combatientes en la sociedad civil e introducir enmiendas democratizadoras en la Constitución de 1985 (Ortiz, 2013).

La presidencia de Álvaro Arzú en Guatemala, de 1996 a 2000, es recordada sobre todo por la firma de los Acuerdos de Paz que pusieron término a más de tres décadas de guerra civil por el Conflicto Armado Interno, con un balance de 200 000 muertos (Ortiz, 2013).

El 14 de enero de 2000 Arzú traspasó sus funciones al eferregista Portillo, su rival de 1995 y el ganador de la segunda ronda electoral del 26 de diciembre 1999 sobre el candidato oficialista, Óscar Rafael Berger Perdomo, un empresario ganadero que fuera su sucesor en la alcaldía capitalina en 1991, amén de antiguo compañero de universidad y coartífice del PAN (Ortiz, 2013).

Pragmático y posibilista, el político de la derecha liberal y proempresarial alentó además el esclarecimiento histórico de las atrocidades cometidas por el Estado, fortaleció las instituciones democráticas e integró a las antiguas guerrillas en el juego parlamentario, pero encajó dos fuertes reveses: el fracaso del referéndum sobre la reforma de la Constitución, ligada a los Acuerdos de Paz, y el asesinato por militares ultras del obispo Juan José Gerardi. Su gestión de la economía no se apartó de la ortodoxia liberal promercado. En 2004 Arzú regresó a la alcaldía de la Ciudad de Guatemala, después de su primer mandato en los años ochenta, en las filas de un nuevo partido, el Unionista (Ortiz, 2013).

Referencias bibliográficas

Categorías

febrero 27, 2015
top
La información publicada en wikiguate.com.gt es responsabilidad de sus autores y no representa o compromete ni a la Universidad Rafael Landívar ni a la cooperación alemana. Tales instituciones han apoyado el lanzamiento del proyecto, más no asumen la autoría de los contenidos.
Abrir la barra de herramientas