El eclipse

comprensión-lectora14

Me capacito para leer

Me preparo para la lectura

El pueblo maya desarrolló precisos sistemas de cómputo del tiempo que, a la fecha, constituyen una parte esencial de su cosmovisión. Su cómputo les ha permitido identificar con precisión las fechas en las que tienen lugar eclipses y otros fenómenos naturales. En la siguiente lectura, un conquistador español se enfrenta con un grupo de indígenas que está a punto de sacrificarlo e intenta persuadirlos de lo contrario. Sin embargo, su ignorancia le jugó una mala pasada. Ten presente que se trata de una pieza literaria irónica.

Amplío mi vocabulario

  • Implacable: Que no se puede aplacar o disminuir.
  • Topográfica: Particularidades que presenta un terreno.
  • Condescender: Acomodarse por bondad al gusto y voluntad de alguien.
  • Eminencia: Título de honor que se da a los cardenales y reyes.
  • Redentora: Del verbo “redimir”: Rescatar o librar de una obligación.
  • Impasible: Indiferente, imperturbable.
  • Incredulidad: Que no cree con facilidad y a la ligera.
  • Desdén: Indiferencia que denota menosprecio.
  • Vehemente: Que tiene una fuerza impetuosa.
  • Inflexión: Elevación que se hace con la voz pasando de un tono a otro.

(Fuente: elaboración propia, con base en RAE, 2014).

Hora de leer

Autor: Augusto Monterroso

Género: Cuento

Fuente: Red de Bibliotecas Landivarianas (2014)

 

Cuando Fray Bartolomé Arrazola se sintió perdido aceptó que ya nada podría salvarlo. La selva poderosa de Guatemala lo había apresado, implacable y definitiva. Ante su ignorancia topográfica se sentó con tranquilidad a esperar la muerte. Quiso morir allí, sin ninguna esperanza, aislado con el pensamiento fijo en la España distante, particularmente en el convento de Los Abrojos, donde Carlos Quinto condescendiera una vez a bajar de su eminencia para decirle que confiaba en el celo religioso de su labor redentora.

 

Al despertar se encontró rodeado por un grupo de indígenas de rostro impasible que se disponían a sacrificarlo ante un altar, un altar que a Bartolomé le pareció como el lecho en que descansaría, al fin, de sus temores, de su destino, de sí mismo.

 

Tres años en el país le habían conferido un mediano dominio de las lenguas nativas. Intentó algo. Dijo algunas palabras que fueron comprendidas.

 

Entonces floreció en él una idea que tuvo por digna de su talento y de su cultura universal y de su arduo conocimiento de Aristóteles. Recordó que para ese día se esperaba un eclipse total de sol. Y dispuso, en lo mas íntimo, valerse de ese conocimiento para engañar a sus opresores y salvar la vida.

 

-Si me matáis -les dijo- puedo hacer que el sol se oscurezca en su altura.

 

Los indígenas lo miraron fijamente y Bartolomé sorprendió la incredulidad en sus ojos. Vio que se produjo un pequeño consejo, y esperó confiado, no sin cierto desdén.

 

Dos horas después el corazón de fray Bartolomé Arrazola chorreaba su sangre vehemente sobre la piedra de los sacrificios (brillante bajo la opaca luz de un sol eclipsado), mientras uno de los indígenas recitaba sin ninguna inflexión de voz, sin prisa, una por una, las infinitas fechas en que se producirían eclipses solares y lunares, que los astrónomos de la comunidad maya habían previsto y anotado en sus códices sin la valiosa ayuda de Aristóteles.

Estimulo-mi-comprensión-lectora1

 

Referencias bibliográficas

  • Real Academia Española. (2012). Diccionario de la lengua española (22.a ed.). Madrid, España: Autor.

 

SEE ALL Add a note
YOU
Add your Comment
top
La información publicada en wikiguate.com.gt es responsabilidad de sus autores y no representa o compromete ni a la Universidad Rafael Landívar ni a la cooperación alemana. Tales instituciones han apoyado el lanzamiento del proyecto, más no asumen la autoría de los contenidos.
Abrir la barra de herramientas