Diversidad cultural y lingüística

De WikiGuate
Saltar a: navegación, buscar

Este artículo reproduce íntegramente parte los contenidos publicados por Skutnanbb-Kangas, Maffi & Harmon (2003, pp. 21-22), bajo la siguiente clausula: "cualquier parte de esta publicación se puede reproducir libremente con el debido reconocimiento". Las negritas son agregadas.


  • Skutnanbb-Kangas,T., Maffi, L. & Harmon, D. Compartiendo un mundo de diferencias: la diversidad lingüística, cultural y biológica de la Tierra. UNESCO.


La diversidad cultural y lingüística puede describirse como la totalidad de la "riqueza cultural y lingüística" presente en la especie humana. Históricamente, el carácter distintivo de la cultura y la lengua ha constituido los fundamentos sobre los cuales las sociedades humanas han establecido sus propias identidades: pensamos en nosotros como hablantes de determinadas lenguas y nos adherimos a ciertas religiones, costumbres, valores y visiones del mundo que nos parecen obvias. Asimismo, las sociedades han mantenido sus relaciones con otras sociedades sobre la base de estas mismas o diferentes características distintivas. Cuantos hablan la misma lengua y poseen las mismas creencias se sienten parte de un "nosotros"; a quienes hablan otras lenguas y tienen diferentes costumbres y creencias, se les considera "otros". Estos "otros" pueden percibirse de forma neutral como "extranjeros" o, más negativamente, como el equivalente de lo que en la antigüedad se denominaban "bárbaros" o, incluso de manera más positiva como "extranjeros" que son bien recibidos por el enriquecimiento y los nuevos conocimientos que aportan.


Contenido

Semejanzas y diferencias

Los conocimientos, las costumbres y las creencias varían, pues, por razones sociales. Pero también dependen de las condiciones ambientales concretas a las que se han adaptado las personas: los alimentos que comemos, la forma en que estos se conservan, los ritmos de trabajo (influye la luz; las secuencias de frío y calor, que sea invierno o verano, las estaciones lluviosas y secas), etc., del lugar donde se habite.

Pese a que existen grandes diferencias culturales entre las sociedades humanas, muchos aspectos son también universales y, aunque difieran, todos los pueblos tienen sus creencias respecto de fuerzas externas e invisibles que influyen en ellos o les guían, y rituales para celebrar las etapas de la vida: el nacimiento, la pubertad, el alumbramiento, la muerte, etc.

"ADN de las culturas"

Entre las lenguas existen asimismo semejanzas y diferencias. Todas ellas poseen los mismos elementos básicos: las habladas tienen sonidos, palabras, categorías gramaticales y oraciones. Las diferencias estriban en la forma en que decimos las cosas, la manera en que nuestras lenguas utilizan los elementos básicos posibles, que varían sumamente. Por ejemplo, el número de casos oscila en las lenguas entre solo dos (como en inglés, con el nominativo y el genitivo: girl, girl's), 14 ó 16 (muchas lenguas finoúngricas ©) hasta lenguas como el tsez del Daghestán, que tiene 126 casos diferentes. Asimismo, cuanto decimos viene influenciado por nuestros entornos biológicos y sociales; hablamos de lo que es importante para nosotros. Las diversas lenguas han desarrollado vocabularios distintos para expresar esas diferencias que son importantes para los hablantes. No cabe esperar en las lenguas habladas en el desierto del Sáhara docenas de palabras para designar los distintos tipos de nieve o renos, o multitud de palabras para nombrar los diversos tipos de arena y camellos en las lenguas del norte remoto. En este sentido, las lenguas se han denominado el "ADN de las culturas", porque han codificado el conocimiento cultural que los pueblos han heredado de sus antepasados, y cada generación sigue contribuyendo con nuevas aportaciones a este legado. Obviamente, alguien que viva en el trópico podrá describir un tipo específico de reno en su lengua, pero probablemente no le será posible hacerlo con una sola palabra, sino que se verá obligado a realizar una descripción detallada.

Y todavía sabemos demasiado poco acerca de los diferentes lenguajes de señas (en su mayoría empleadas por los sordos), ni siquiera qué grado de variación puede existir entre ellos en cuanto a sus elementos básicos y en qué medida difieren estos elementos básicos de los de las lenguas habladas (orales).

Lenguas de signos
La mayoría de las lenguas de signos no han sido tan siquiera descritas aún por los lingüistas. Sin embargo, se trata de lenguas propiamente dichas, abstractas y complejas. Aquellas que han tenido la suerte de desarrollar plenamente su vocabulario permiten mantener las mismas conversaciones que las lenguas orales: desde asuntos cotidianos a temas como las convenciones sobre derechos humanos, la estructura de las Naciones Unidas,o la física nuclear.

En general, la diversidad lingüística es mucho más amplia en los seres humanos que la biológica. Hasta ahora, esa diversidad tiene, en general, pocas explicaciones. Las lenguas son una auténtica mina de oro informativa sobre las posibilidades de comunicación de los seres humanos entre sí, tanto dentro de la misma comunidad lingüística como entre comunidades de lenguas (y culturas) diferentes.


Artículos Relacionados