Himno de Guatemala

De WikiGuate
Saltar a: navegación, buscar

El Himno de Guatemala es el canto representativo oficial de Guatemala. Fue escrito por el poeta cubano José Joaquín Palma y musicalizado por Rafael Álvarez Ovalle. Fue establecido bajo la ley el 14 de marzo de 1897 en el gobierno del presidente José María Reina Barrios (González, 2003).

El Himno Nacional de Guatemala consta de cuatro estrofas e igual número de coros. Fue escrito en decasílabos, generalmente formados por un tetrasílabo y un hexasílabo. El Himno es también un Símbolo Patrio, tal y como lo son igualmente el Escudo de Armas, el Quetzal, la Monja Blanca, la Ceiba y la Marimba (González, 2003).

Contenido

Historia

El presidente de Guatemala en 1896, José María Reina Barrios, ve la necesidad de que Guatemala cuente con una melodía patria que por su letra y música responda a los fines del pueblo. Hasta ese momento existía un denominado Himno Popular, del poeta Ramón Molina y cuya música había compuesto Rafael Álvarez Ovalle (González, 2003).

Por ello, Reina Barrios convocó a un certamen para elegir una composición idónea. Así, el 19 de febrero de 1897 se eligió una letra de autor anónimo y la música de Álvarez Ovalle. Fue así como Guatemala estrenó, finalmente, su himno, en la noche del domingo 14 de marzo de 1896, en el teatro Colón (González, 2003).

En 1911 se dio a conocer que el autor anónimo de la letra era el poeta cubano José Joaquín Palma, quien había llegado a Guatemala en 1873 (González, 2003).

La letra del Himno de Guatemala se mantuvo inalterable hasta el 26 de julio de 1934, durante el régimen del presidente Jorge Ubico Castañeda. Debido a que se consideraba que el poema musicalizado incluía, entre otras cosas, alusiones agresivas a España, el gobernante decidió que debía mejorarse y encomendó la labor a José María Bonilla Ruano. El filólogo y educador jalapaneco introdujo las reformas y el Himno quedó tal cual se canta en la actualidad (González, 2003).

En 1984, el gobierno militar de Oscar Mejía Víctores instituyó el 24 de octubre como Día del Himno Nacional, en honor del natalicio de Álvarez Ovalle. Mientras tanto, el Congreso de la República determinó en 1997 que es obligatorio que se interprete el Himno Nacional “en los actos protocolarios de todas las dependencias del Estado, así como en las entidades no gubernamentales y del sector privado, en actos solemnes de la vida cívica, militar, política, cultural, educativa y deportiva del país (González, 2003).

Letra

La letra completa del Himno de Guatemala establecida tras los cambios de 1934 va así:


¡Guatemala feliz...! que tus aras

no profane jamás el verdugo;

ni haya esclavos que laman el yugo

ni tiranos que escupan tu faz.


Si mañana tu suelo sagrado

lo amenaza invasión extranjera,

libre al viento tu hermosa bandera

a vencer o a morir llamará.


Coro Libre al viento tu hermosa bandera

a vencer o a morir llamará;

que tu pueblo con ánima fiera

antes muerto que esclavo será.


De tus viejas y duras cadenas

tú forjaste con mano iracunda,

el arado que el suelo fecunda

y la espada que salva el honor.


Nuestros padres lucharon un día

encendidos en patrio ardimiento,

y lograron sin choque sangriento

colocarte en un trono de amor.


Coro Y lograron sin choque sangriento

colocarte en un trono de amor,

que de patria en enérgico acento

dieron vida al ideal redentor.


Es tu enseña pedazo de cielo

en que prende una nube su albura,

y ¡ay! de aquel que con ciega locura

sus colores pretenda manchar.


Pues tus hijos valientes y altivos,

que veneran la paz cual presea,

nunca esquivan la ruda pelea

si defienden su tierra y su hogar.


Coro Nunca esquivan la ruda pelea

si defienden su tierra y su hogar,

que es tan sólo el honor su alma idea

y el altar de la patria su altar.


Recostada en el ande soberbio,

de dos mares al ruido sonoro,

bajo el ala de grana y de oro

te adormeces del bello quetzal.


Ave indiana que vive en tu escudo,

paladión que protege tu suelo;

¡ojalá que remonte su vuelo,

más que el cóndor y el águila real!


Coro ¡Ojalá que remonte su vuelo,

más que el cóndor y el águila real!

y en sus alas levante hasta el cielo,

Guatemala, tu nombre inmortal.

Referencias bibliográficas