Jornadas de Vacunación

De WikiGuate
Saltar a: navegación, buscar

Las Jornadas de Vacunación son períodos de tiempo específicos -un día o una semana por ejemplo- donde se realizan vacunaciones gratuitas para prevenir enfermedades, organizadas por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social de Guatemala en todos los centros y puestos de salud, hospitales y puestos móviles de los departamentos del país (Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, 2004).

También existe la Semana de Vacunación en las Américas, una iniciativa anual propuesta por los Ministros de Salud de la región y aprobada por el Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud, que busca fortalecer los programas de inmunización regulares en América e identificar y llegar a las poblaciones que están en riesgo de enfermedades prevenibles mediante la vacunación. Los principios de esta Iniciativa son la equidad, el acceso y el panamericanismo (Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, 2004).

Dentro del marco de esta Iniciativa, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social hará todos los esfuerzos necesarios para que los padres, madres o encargados de los niños y niñas menores de seis años, actualicen los esquemas de vacunación y obtengan la respectiva suplementación de vitaminas, desparasitante y suero oral. Todos estos esfuerzos buscan mantener los logros alcanzados en materia de vacunación en Guatemala: certificación de la erradicación de la polio desde 1994, ausencia de casos de sarampión desde 1997, difteria desde el 98, y rubéola desde el 2008, y la significativa reducción de los casos de tétanos, tos ferina, meningitis tuberculosa y de las infecciones causadas por la bacteria haemophillus influenzae tipo b (Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, 2004).

Con el objetivo de disminuir la mortalidad infantil por casos de diarrea y vómito y la deficiencia de vitaminas y minerales, desde el año 2003 el Ministerio ha incorporado paulatinamente y dentro del programa regular de vacunación, la entrega gratuita de desparasitante y suplementos de vitaminas en todos los servicios de salud pública y centros de convergencia del país. La vitamina A, para los menores de 6 años, previene la ceguera y otros problemas en los ojos, piel y sistema inmunológico. El hierro y ácido fólico, para las mujeres de 15 a 49 años y los menores de cinco años, previene la anemia y los defectos del tubo neural en los recién nacidos. Las sales de rehidratación oral, para los menores de cinco años, previene la deshidratación en casos de diarrea, vómitos y fiebres altas, y el desparasitante, para los niños y niñas de dos años en adelante, elimina las lombrices y otros parásitos (Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, 2004).

Desde el año de 1971 -año en que se inicia la vacunación en el país- y hasta 1995, Guatemala dependía de donaciones para vacunar a ciertos grupos de población. Desde el año 2005 el Ministerio invierte aproximadamente 67.5 millones de quetzales para garantizar la adquisición de las vacunas, jeringas no reutilizables y cajas de bioseguridad para el desecho de las jeringas utilizadas en la vacunación -estos costos no incluyen los gastos operativos ni los salarios del personal vacunador ni su movilización a las comunidades-. El costo de la suplementación de vitamina A asciende a casi 350 mil quetzales (Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, 2004).

La salud es una condición esencial para que las actividades productivas puedan desarrollarse en un marco de estabilidad, paz y de progreso social. Su finalidad y propósito es el bienestar de las personas, de las familias, de las comunidades y, en general, de toda la sociedad. Por tanto es fundamental que se aplique la intervención preventiva primaria en lo que respecta al fomento de la salud y la protección específica, la cual persigue promover un estado óptimo de salud, proteger especialmente a los seres humanos contra los agentes de enfermedades y ambiente (Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, s.f.).

Referencias bibliográficas