Cofradías en Guatemala

Las Cofradías en Guatemala son congregaciones religiosas católicas, tanto públicas como privadas, formadas por devotos para el ejercicio en obras de piedad (Prensa Libre, 2007).

Las Cofradías están regidas por el Código de Derecho Canónico. Las cofradías organizan y convocan la adoración de los creyentes para la imagen de Cristo, la Virgen, momento histórico, reliquia o un santo (Prensa Libre, 2007).

Fueron iniciadas durante la Edad Media en Europa y llegaron entre el siglo XVI y XVII a América, como parte de festejos tradicionales católicos. La primera cofradía registrada en Guatemala fue la de la Inmaculada Concepción, fundada en San Francisco, Almolonga, en 1527. A ella le siguió la Cofradía de la Merced, en 1582 (Prensa Libre, 2007).

Las primeras cofradías indígenas fueron fundadas paralelamente al establecimiento de los primeros pueblos indígenas. De esta manera, se puede mencionar la creación de las cofradías de San Pedro la Laguna -Cofradía de la Virgen de Concepción- y Santiago Atitlán -Cofradía de San Nicolás-, ambas creadas el 17 de enero de 1631 en el departamento de Sololá. Hubo cofradías fundadas tanto por españoles, como por criollos e indígenas (Méndez, 2014).

Muchas de las ceremonias indígenas de las cofradías implican actividades consideradas polémicas. Este es el caso de algunas como el culto a Maximón y otras en las que se les ofrenda licor a los santos y se les saca a bailar al ritmo de la música de las fiestas. En la cultura k’iche’, el especialista en las ceremonias es llamado Chuchq’ajau y actúa de tiempo completo en la Cofradía Principal o cofradía del pueblo. Estas cofradías son llamadas así por estar dedicadas al santo patrono de cada lugar (Prensa Libre, 2007).

Referencias Bibliográficas

  • Prensa Libre. (2007). Ritos y Creencias de Guatemala. Prensa Libre. Edición de Empresa Eléctrica. Guatemala.
  • Méndez, F. (Marzo 2014). Las cofradías, sus inicios. Revista Crónica. p. 48.
top
La información publicada en wikiguate.com.gt es responsabilidad de sus autores y no representa o compromete ni a la Universidad Rafael Landívar ni a la cooperación alemana. Tales instituciones han apoyado el lanzamiento del proyecto, más no asumen la autoría de los contenidos.
Ir a la barra de herramientas