Gobierno de Vinicio Cerezo Arévalo - WikiGuate

Gobierno de Vinicio Cerezo Arévalo

(Última actualización: julio 9, 2015)
Vinicio Cerezo Arévalo, presidente de Guatemala de 1986 a 1991 (Fotografía: Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres).

Vinicio Cerezo Arévalo, presidente de Guatemala de 1986 a 1991 (Fotografía: Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres).

El Gobierno de Vinicio Cerezo Arévalo es un artículo que se refiere al período como Presidente de Guatemala de Marco Vinicio Cerezo Arévalo, de 1986 a 1990 (Diccionario Histórico Biográfico, 2004).

Cerezo Arévalo asumió el mando el 14 de enero de 1986, fecha ésta en la que se inició una nueva etapa política para el país. Cerezo ofreció “ordenar la casa” y gobernar con el consenso nacional, pero la tarea no fue fácil. El Conflicto Armado Interno, iniciado en 1962, permanecía activo, aunque el Ejército de Guatemala ya había tomado el control del país. La institución armada cumplió con entregar el poder a un gobernante civil, pero aún conservaba su influencia política y hasta hubo oportunidades en las que amenazó con intentos de golpes de Estado (Diccionario Histórico Biográfico, 2004).

El gobierno de Cerezo, primero de carácter civil después de 15 años de regímenes militares y de más de 20 de guerra interna contra la guerrilla guatemalteca, en cumplimiento de lo acordado en la Constitución Política de la República de Guatemala de 1986 creó la Corte de Constitucionalidad y la Procuraduría de los Derechos Humanos. El período de gobierno de la Democracia Cristiana Guatemalteca se caracterizó por el deterioro de la administración pública, nepotismo, malversación del erario, ingobernabilidad, desobediencia civil, incremento de la criminalidad común y política y varios intentos de golpes militares (Diccionario Histórico Biográfico, 2004).

Sin embargo, propició la apertura política y tuvo éxito en mejorar las relaciones con los gobiernos centroamericanos, mediante la celebración de las cumbres presidenciales Esquipulas I y Esquipulas II, y la firma, en 1980, del tratado que creó el Parlamento Centroamericano (Diccionario Histórico Biográfico, 2004).

A nivel interno, inició el proceso de paz negociada, al entablar conversaciones con la Unidad Revolucionaria Nacional de Guatemala -URNG-, para acabar con el Conflicto Armado Interno (Diccionario Histórico Biográfico, 2004).

Cerezo y su equipo de gobierno se abocaron a la tarea de tratar de combinar democracia y desarrollo en un panorama complicado por la cantidad de retos a enfrentar, al mismo tiempo que gozaban de un enorme apoyo popular por dar la primera oportunidad de participación real en los últimos años en una elección (Compendio de Historia de Guatemala 1944-2000, 2010).

El ejercicio de poder frente a un ejército que todavía dominaba grandes áreas de la administración y que estaba acostumbrado a imponer su voluntad, no resultaba fácil. El gobierno debía respetar la amnistía política que el gobierno de Óscar Mejía Víctores había otorgado a todos los militares que participaron en la lucha contrainsurgente. Este fue uno de los últimos actos de gobierno por decreto y fue refrenado por la Asamblea Constituyente. De esta manera se buscaba evitar cualquier juicio en contra de los miembros del Ejército de Guatemala o del anterior gobierno (Compendio de Historia de Guatemala 1944-2000, 2010).

Los proyectos de descentralización de Cerezo no resultaron del agrado de la institución armada. Especialmente, a ciertos grupos en su interior no les pareció la absorción por parte del recién creado Ministerio de Desarrollo, de una serie de tareas que, hasta entonces en las areas de conflicto, habían sido patrimonio exclusivo militar. Tampoco agradó al Ejército de Guatemala que se iniciaran contactos con la guerrilla con la mediación de la Iglesia Católica para entablar conversaciones de paz. Esta situación motivó al menos cinco intentos de golpe de Estado que el gobierno de Cerezo sofocó durante su período (Compendio de Historia de Guatemala 1944-2000, 2010).

A la postre, la relación del presidente con el ejército fue la debilidad, ya que, si bien se seguía desarrollando el plan democratizador de las fuerzas armadas, la violencia política no desapareció completamente, dándose secuestros, asesinatos y violación de los derechos humanos, sin provenir directamente del gobierno sino de grupos paramilitares aparentamente incontrolados y de la guerrilla, que continuó realizando operaciones de sabotaje y hostigamientos a finqueros, Patrulleros de Autodefensa Civil y fuerzas militares (Compendio de Historia de Guatemala 1944-2000, 2010).

También se acusó al Estado Mayor Presidencial –la guardia encargada de la seguridad del Presidente- de controlar mediante el espionaje, prácticamente todos los actos públicos o privados del mandatario, de manejar su agenda, las visitas, las conversaciones y, lo más importante, los informes que leía y toda la información que recibía. El resultado fue que la figura del Presidente como tal quedó cercada y completamente controlada por un grupo militar que tenía poder y rivalidad con otros oficiales del ejército (Compendio de Historia de Guatemala 1944-2000, 2010).

Tal situación también explica como consecuencia que tras muchos años de gobiernos militares y represión no existían en el país ni liderazgos civiles, ni mucho menos partidos políticos fuertes que pudieran ejercer presiones institucionales y plantear alternativas (Compendio de Historia de Guatemala 1944-2000, 2010).

Referencias bibliográficas

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

La educación de Guatemala te necesita

Durante los últimos nueve años, desde nuestra fundación en 2009, hemos llevado artículos educativos e información valiosa a millones de guatemaltecos.

En casi una década de vida, Wikiguate ha recibido el apoyo de diversos miembros de la sociedad local y actores internacionales para nacer y establecerse como un sitio de referencia sobre Guatemala.

Ahora te necesitamos a ti también, para seguir creando y editando información y artículos educativos para satisfacción de la población guatemalteca. Nuestro país es una de las cinco naciones más violentas del mundo y con los índices más bajos de desarrollo humano del continente. Solamente la educación nos hará salir adelante.

Apoya a Wikiguate

Pago Seguro