Los Quichés es un grupo étnico, fueron el principal señorío indígena del altiplano guatemalteco a la llegada de los españoles, cuya capital se denominó Gumarcaaj. Los señoríos quichés constituían al tiempo de la invasión española sociedades que estaban en pleno desarrollo caracterizado por su estratificación social definida y una cultura avanzada (Móbil, 2012).

Contenido

  • Origen
  • Ubicación Geográfica
  • Historia
  • Organización Social
  • Religión
  • Chinamit
  • Fuentes documentales de origen quiché
  • Referencias bibliográficas

 Origen

Los Quichés fueron parte de las  primeras migraciones toltecas que llegaron a Mesoamérica que se asentaron en el Altiplano guatemalteco, con el pasar del tiempo recibieron influencias de las culturas maya y olmeca, pero no participaron plenamente del desarrollo histórico de las sociedades mayas (Móbil, 2012).

Cuando los toltecas, guiados por Quetzalcóatl, decidieron el éxodo de este pueblo, se juntaron diversos grupos de la colectividad tolteca en la ciudad de Tula, su capital y marcharon juntos en busca de nuevas tierras (Móbil, 2012).

Según cuenta el Popol Vuh, libro sagrado del pueblo quiché, entre las tribus que se reunieron en Tula y se encaminaron a tierras mesoamericanas estaban los quiches, los trece de Tecpán con Tamub e Ilocab, las de Rabinal, los cakchiqueles, los de Yaqui y algunos otros más, capitaneados por Balam Quitzé, Balam Acab, Mahucutah e Iquibalam (Móbil y Déleon, 1995).

Por otro lado el Memorial de Tecpán Atitlán cuenta la llegada de las trece parcialidades a Tula: zutuhiles, quiches, rabinales, zotziles, tucuchées, tuhalahay, buchabahay, ah chumilajay, lamaquis, cumatz, akahales y tucurús (Móbil y Déleon, 1995).

Adrián Recinos, en su Introducción al Popol Vuh, indica la ruta primaria de los toltecas al ingresar a Guatemala. Siguieron probablemente el curso del río Usumacinta y sus afluentes, el Chixoy que los llevó a Occidente y el río La Pasión al oriente del territorio actual de Guatemala, otros se dirigieron al valle del Motagua y sus afluentes, por donde se encaminaron al centro del país (Móbil y Déleon, 1995).

Los Quichés fueron parte de las primeras migraciones toltecas que llegaron a Mesoamérica que se asentaron en el Altiplano guatemalteco, con el pasar del tiempo recibieron influencias de las culturas maya y olmeca, pero no participaron plenamente del desarrollo histórico de las sociedades mayas (Móbil, 2012).

Ubicación Geográfica

Las tribus quichés se ubicaron en la zona de La Verapaz, al norte de Rabinal. Despojaron de sus tierras a las tribus locales de origen mam y las sujetaron a su dominio. Establecieron su sede permanente en el sitio denominado Quix-Ché, en donde erigieron la ciudad llamada Izmachí (Móbil, 2012).

En la época de su mayor apogeo, durante el reinado del linaje del rey Quikab, la nación quiché se extendía desde la región de los lacandones hasta el Océano Pacífico, con excepción de los distritos orientales vecinos al lago de Izabal y de las provincias marítimas de la costa de Escuintla (Móbil, 2012).

Historia

Los quichés se distribuyeron en tres grupos o parcialidades principales, llamadas de Cavec, de Nihaib y de Ahau quiché, junto a los grupos de Tamub e Ilocab -de rango inferior a las tres parcialidades-. La parcialidad preponderante y hegemónica quiché fue la de Cavec, de donde procedían los jefes o reyes absolutos de esta nacionalidad (Móbil y Déleon, 2012).

Llegó un momento en que las parcialidades reunidas cada una en su chinamital o ciudad, se reunieron en confederaciones o Amak, el cual fue el estadio histórico social y político que conocieron los invasores españoles en 1524 al llegar al altiplano guatemalteco. La confederación más grande de la nación quiché estuvo constituida por tres federaciones o Amak, denominada Kiché Vinak, cuya traducción es Pueblo Quiché (Móbil, 2012).

Frente al creciente poderío cakchiquel, los quichés comenzaron a perder su hegemonía alrededor de 1470. Con la rebelión de los pueblos de origen cakchiquel -antiguos aliados de los quichés- en tiempos del rey Quikab, los cakchiqueles lograron separarse y establecer dos naciones o Uinak independientes, llamadas: la primera Cakchiquel Uinak, con sede en Iximché y la otra, Chajomá Uinak, cuya sede fue Mixco Viejo. Estos dos grupos iniciaron una guerra continua contra los quichés y los tzutuhiles, que duró hasta la época de la invasión, lo cual facilitó el triunfo de los españoles al mando de Pedro de Alvarado, en 1524 (Móbil, 2012).

Para la época de la invasión española, 1524, existía una confederación integrada por los señoríos de Gumarcaaj -Utatlán, Ismachí e Ilocab-, que controlaba la mayor parte del territorio de la nacionalidad quiché, cuyas ciudades principales se encontraban en Gumarcaaj -Quiché- y en Quetzaltenango (Móbil, 2012).

Debido a la superioridad de las armas y la estrategia guerrera de los españoles y en parte de la rivalidad entre quichés y cakchiqueles -estos últimos aliados a las tropas españolas- el reino quiché sucumbió entre el poderío de los invasores extranjeros, los reyes quichés, el Ahpop Axis-Quej y el Ahpop Camhá, Belejeb-Tzi, fueron ahorcados por los españoles y Gumarcaaj -su capital- asolada y quemada (Móbil, 2012).

Organización Social

A semejanza de los mayas, los pueblos del altiplano, en este caso del quiché, estaban organizados políticamente en estados despótico-tributarios, encabezados por una capa dirigente que heredaba a sus sucesores los conocimientos y los atributos del poder en forma patrilineal –es decir, de padres a hijos- (Móbil, 2012).

En la jefatura política, social, militar y sacerdotal del pueblo quiché se encontraban dos jefes: el Ahpop o dirigente principal, acompañado de Ahpop-Camhá, segundo en ejercer el mando. Ambos pertenecieron siempre a la casa o parcialidad de los Cavec. Detrás de los reyes se encontraban: el Kalel -príncipe-, el Atzij Winac -orador o vocero-, el Popol Winak -consejero-, el Nim Chocó -pregonero-, los ajtohil -casta sacerdotal-, los lolmet -recolectores de tributos- y los ajuchán -tesoreros- (Móbil, 2012).

Los primeros Ahpop y Ahpop Camhá bajo el dominio español fueron los llamados don Juan de Rojas y don Juan Cortés, respectivamente (Móbil, 2012).

Religión

Casi desde sus inicios, los pueblos quichés se dividieron en parcialidades, poseedoras cada una de un territorio en la montaña y un dios patronal, que constituía su símbolo totémico. El Popol Vuh menciona a Tohil, Avilitz y Hacavitz como los dioses o divinidades principales de los pueblos quichés (Móbil, 2012).

El dios patronal de cada parcialidad ejercía gran influencia sobre los integrantes del grupo. Los jefes de las parcialidades eran sacerdotes, a la vez que dirigentes políticos y administrativos. Los sacerdotes eran sabios y adivinos que sabían  de encantamientos. Además, mantenían ayunos y abstinencias sexuales (Móbil, 2012).

El tributo fue -al igual que en las organizaciones mayas- el elemento fundamental que caracterizó a las sociedades del altiplano (Móbil, 2012).

Chinamit

La base inicial de organización familiar o linaje se transformó y amplió con la unidad en grupos territoriales, donde convivían diversos linajes familiares. Los grupos territoriales eran ocupantes de un chinamit, término que significa pueblo. Generalmente, los chinamitales o habitantes del chinamit eran alrededor de mil personas. Uno de los desastres que produjo la invasión española fue la drástica reducción demográfica de la población hasta en 50% (Móbil, 2012).

El Chinamit pasó de comunidad aislada a ser parte de una federación o Amak, que reunía a diversos pueblos o chinamit cuya estructura política estaba altamente organizada (Móbil, 2012).

Fuentes documentales de origen quiché

Fueron escritas después de la conquista por nativos cristianizados son: el Popol Vuh, el Memorial de Sololá y el Título de los Señores de Totonicapán. Todos ellos narran con oscuridad, que dificulta su lectura, la historia de los señoríos quichés y su reivindicación ante los reyes de España de su derecho hereditario sobre tierras, pueblos tributarios y prerrogativas de linaje (Móbil, 2012).

Referencias Bibliográficas

  • Móbil, J. (2012). Guatemala, el lado oscuro de a historia. Guatemala: Serviprensa.
  • Móbil, J. y Déleon, A. (1995). Guatemala: su pueblo y su historia. Guatemala. Editorial Serviprensa S.A.
septiembre 25, 2015
top
La información publicada en wikiguate.com.gt es responsabilidad de sus autores y no representa o compromete ni a la Universidad Rafael Landívar ni a la cooperación alemana. Tales instituciones han apoyado el lanzamiento del proyecto, más no asumen la autoría de los contenidos.
Ir a la barra de herramientas