Rentas Reales - WikiGuate

Rentas Reales

(Última actualización: marzo 21, 2015)

Las Rentas Reales fueron impuestos recolectados en el Reino de Guatemala durante la época colonial provenían fundamentalmente del tributo que pagaban los indios. Lo pagaban hombres, mujeres y jóvenes desde los 13 y 18 años de edad. El tributo que aportaban los indios mayores de edad fluctuaba entre doce reales y dos pesos. Los negros pagaban cuatro tostones y las negras dos autónomos (Móbil, 2012).

También se cobraban las siguientes rentas:

Alcabala: era el impuesto que pagaban los españoles y ladinos por la renta y permuta de toda clase de bienes. Se recolectaba en dinero o en frutos. El infractor del pago de impuestos se consideraba moralmente en pecado mortal, sin embargo, la escases de su recaudación constituyó durante toda la vida colonial un problema severo. La alcabala comenzó a cobrarse en 1576, a razón del 2% sobre toda la venta o trueque de bienes (Móbil, 2012).

Almojarifazgo, consistía en el pago de impuestos por las mercaderías que entraban y salían del país por los puertos. Este impuesto se pagó a partir de 1614 y equivalía al 15% sobre el valor de las mercancías procedentes de España (Móbil, 2012).

Papel sellado, fue establecido como impuesto en 1638 y consistía en sellar los documentos oficiales y los contratos privados para garantizarlos y darles legitimidad. Había cuatro tipos de sellos: el primero, correspondía a las disposiciones de las más altas dignidades coloniales; el segundo, garantizaba las estructuras públicas; el tercero, servía para todas las solicitudes que se efectuaban ante las autoridades; mientras que el cuarto, se reservaba para los actos jurídicos en que intervenían indígenas y pobres de solemnidad Venta de oficios públicos, pagaderos por quienes adquirían el derecho de ocupar las dignidades y prebendas de alférez mayor del reino, alguacil mayor, depositario general, regidor del cabildo, escribano del cabildo y el de provincial de la hermandad (Móbil, 2012).

Ramos estancados, se llamaba el que pagaban los comerciantes o fabricantes de ciertos productos como el aguardiente, la sal, la pólvora, el tabaco, los naipes y las pieles. El impuesto de fabricación de aguardiente fue el que produjo mayor recaudación, pese al vasto comercio ilegal de bebidas alcohólicas producidas clandestinamente (Móbil, 2012).

Diezmo, de origen eclesiástico, recaudado como renta real y dividido en cuatro partes: la primera correspondía al obispo, la segunda al cabildo eclesiástico y las dos restantes al rey (Móbil, 2012).

Bula de cruzada, decretada en 1509, consistía en el pago que efectuaban los fieles para eximirse de cumplir la obligación de comer ciertos alimentos los días de ayuno y vigilia. Existían también otras clases de bulas, como el pago para absolver pecados. Estas bulas servían para componer la conciencia y producían grandes cantidades de dinero a los reyes de España (Móbil, 2012).

Media annata, se denominaba el pago que hacían todos los empleados públicos. Consistía en el pago de la mitad de la renta de un año, dividida en dos partes; una se hacía a las rentas reales al tomar posesión del cargo y la otra, al final de cada año. Fue establecida en 1632. Los eclesiásticos pagaban una mesada mensualmente por los oficios y beneficios otorgados por el rey (Móbil, 2012).

Donativos graciosos, consistían en los aportes voluntarios que aportaban los habitantes del reino para sufragar los gastos públicos del rey, y constituía prueba de fidelidad y amor al soberano (Móbil, 2012).

Quinto real, era el impuesto del 20% que se pagaba sobre el comercio de oro, plata y piedras preciosas. También pagaban este impuesto los poseedores de fueros de guerra, rescate y esclavos que trabajan en plantaciones y obrajes (Móbil, 2012).

Además de estos impuestos permanentes, la corona española exigía el pago de impuestos temporales para sufragar los crecientes gastos de la realeza y su boato, así como para pagar los gastos de guerras, etcétera. Durante el siglo XVII, el reino de Guatemala envió a España anualmente, alrededor de cincuenta mil pesos en plata en concepto de impuestos. Todas estas exacciones reales produjeron protestas de los habitantes del reino, así como la pobreza generalizada y el abandono en que se encontraba el país (Móbil, 2012).

En relato que resume esta situación fue escrita por José de Bustamante y Guerra, presidente del reino de Guatemala y decidido defensor de la corona española. Sus palabras describen la situación del país después de casi trescientos años de coloniaje:
El reino de Guatemala es un área de sesenta y cuatro mil leguas cuadradas, yermos inmensos donde no se encuentra un solo pueblo. Caminos intransitables aún los de comunicación interior de un pueblo a otro. Los puertos en el mismo estado en que los formó la naturaleza. La capital, algunas villas y muchos pueblos, situados en puntos poco ventajosos para el progreso del giro. La propiedad territorial acumulada en pocas manos. El número de propietarios corto, grande proporcionalmente el de jornaleros y mayor el de vagos, ocioso o sin ocupación fija. La población muy mal distribuida. La riqueza estancada en pocos lugares, y el resto de los pueblos sumido en la mayor miseria… (Móbil, 2012).

Referencias bibliográficas

  • Móbil, J. (2012). Guatemala, el lado oscuro de a historia. Guatemala: Serviprensa.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

La educación de Guatemala te necesita

Durante los últimos nueve años, desde nuestra fundación en 2009, hemos llevado artículos educativos e información valiosa a millones de guatemaltecos.

En casi una década de vida, Wikiguate ha recibido el apoyo de diversos miembros de la sociedad local y actores internacionales para nacer y establecerse como un sitio de referencia sobre Guatemala.

Ahora te necesitamos a ti también, para seguir creando y editando información y artículos educativos para satisfacción de la población guatemalteca. Nuestro país es una de las cinco naciones más violentas del mundo y con los índices más bajos de desarrollo humano del continente. Solamente la educación nos hará salir adelante.

Apoya a Wikiguate

Pago Seguro