Voz (gramática mam)

Este artículo reproduce íntegramente parte los contenidos publicados por Pérez (2004, pp. 199-102).

  • Pérez, E. (2004). Gramática Pedagógica Mam. Guatemala: Universidad Rafael Landívar, Instituto de Lingüística y Educación.

Portada de Pérez, E. (2004). Gramática Pedagógica Mam. Guatemala: Universidad Rafael Landívar, Instituto de Lingüística y Educación. ©2004 Universidad Rafael Landívar, Instituto de Lingüística y Educación.

Voz se refiere a la relación que existe entre el verbo y los sustantivos dentro de una oración. La relación se puede calificar de directa e indirecta. La relación directa se da en los casos de verbos transitivos en donde ambos, sujeto y objeto, se marcan dentro de la estructura de este (verbo). La relación indirecta ocurre con los otros sustantivos cuando funcionan como objeto indirecto, instrumento, compañía, etc.; estos sustantivos no se marcan dentro del verbo, sino por medio de sustantivos relacionales. Cuando se trata de sujetos y objetos en relación directa, se marcan con el Juego A/Ergativo y el Juego B/Absolutivo, respectivamente.

Existe lo que se llama cambio de voz que en Mam no es más que el cambio o rompimiento de la relación directa que mantienen sujeto y objeto con el verbo. Ocurre precisamente cuando se resalta y/o se suprime alguno de estos elementos. Por tanto, se pueden reconocer tres tipos mayores de voz: activa, pasiva y antipasiva.

Voz activa

La oración básica o neutral es la indicativa y activa. En esta construcción, hay dos elementos: sujeto/agente y objeto/paciente, en relación directa con el verbo, marcados a través de los afijos Juego B/Absolutivo y A Juego A/Ergativo.
Ejemplos:

Mvoz1.jpg

La voz pasiva

De modo general, la voz pasiva se utiliza para dar más prominencia e importancia al objeto/paciente; en otros términos, significa también darle menos importancia al sujeto/agente del verbo transitivo. En Mam existen, por lo menos, cuatro formas de indicar la voz pasiva, las cuales guardan algunas diferencias en el significado y sus usos. En todas las formas de la voz pasiva, el sujeto/agente se suprime, pero no todas las formas aceptan que este pueda mencionarse de forma indirecta. Cuando se indica en relación indirecta con el verbo, se hace por medio del sustantivo relacional -e flexionado por el Juego A/Ergativo, según la persona y el número gramatical de que se trate. Las formas son entonces:

  1. -et ~ -it: es el pasivo simple; el que cumple con el uso general y principal de la voz pasiva. Acepta todas las personas y números gramaticales como sujetos/agentes indicados en forma indirecta u oblicua.
  2. : se usa este signo para indicar la forma pasiva, pero en realidad es un morfema vacío; o sea que no existe en forma pronunciada. Esta forma no pronunciada ocurre con verbos que llevan direccional, con la característica especial de dejar libre la decisión de incluir o no al agente en forma indirecta; las demás formas son bastante restringidas en cuanto a la posibilidad de indicar agentes en relación indirecta cuando llevan direccional.
  3. -njtz(aj): indica una acción que se realiza o realizó por mucho tiempo haciendo énfasis en su aspecto durativo y progresivo; en algunos casos, indica acciones habituales. Acepta un agente en relación indirecta u oblicua, pero se limita a las terceras personas únicamente. Puede usarse con verbos radicales y derivados.
  4. -l ~ -j: el pasivo que hace énfasis en el aspecto durativo y continuo de la acción. Indica también que el agente de la acción ha perdido el control en realizar esa misma acción. Se usa solo con verbos transitivos radicales. La forma -j es para raíces que prolongan la vocal. Acepta únicamente como agente indicado de forma indirecta a las terceras personas.

Para la ejemplificación de usos, se contrastan oraciones activas con oraciones pasivas.
Ejemplos:

Mvoz2.1.jpg

Mvoz2.2.jpg

Voz antipasiva

Es el tipo de voz que resulta de una oración en donde el sujeto/agente tiene o se le da más importancia. En esta construcción, el verbo transitivo se vuelve intransitivo porque solo marca un participante, el sujeto/agente. El paciente queda en relación indirecta con el verbo y se puede indicar a través del sustantivo relacional -e, mismo que debe llevar marca de Juego A/Ergativo con número y persona gramaticales que dependen del paciente.

Además de solo darle importancia al sujeto, existen otros contextos que provocan la construcción antipasiva; estos son: interrogación del sujeto, negación del sujeto, afirmación o contraste de sujeto, y/o sencillamente omisión del paciente.

Según los contextos de uso mencionados con anterioridad, en Mam existen tres subdivisiones del antipasivo: antipasivo de enfoque, antipasivo de incorporación y antipasivo absoluto.

El antipasivo de enfoque resulta en una oración cuando se pregunta por quién realiza la acción; cuando se niega quién hizo la acción, y cuando se afirma y se dice que es alguien en específico y no otro quien realiza la acción.

El antipasivo de incorporación proviene de contextos en donde sencillamente el objeto no se marca dentro del verbo, pero sí se menciona o se incorpora sin necesidad de algún tipo de relacionador.

El absoluto se usa en contextos donde al paciente se le desconoce o se le quiere ignorar y no se menciona.

En los tres casos, el sufijo que indica el antipasivo es -n para todo tipo de verbo.
Ejemplos:

Mvoz3.jpg

Mvoz3.1.jpg

Febrero 27, 2015
top
La información publicada en wikiguate.com.gt es responsabilidad de sus autores y no representa o compromete ni a la Universidad Rafael Landívar ni a la cooperación alemana. Tales instituciones han apoyado el lanzamiento del proyecto, más no asumen la autoría de los contenidos.
Ir a la barra de herramientas